Audi e-tron extreme: tecnología en el legendario "Streif" > Audi Noticias > Audi El Salvador

Audi e-tron extreme: tecnología en el legendario "Streif"

  • A192025_1400x434.jpg
A192025_1400x434.jpg
  • Audi e-tron especialmente equipado conquista el curso de esquí alpino
  • Tracción eléctrica en las cuatro ruedas con dos motores eléctricos en el eje trasero
  • El campeón mundial de Rallycross, Mattias Ekström, al volante del SUV totalmente eléctrico

Ingolstadt, 19 de febrero de 2019 – A finales de enero, Audi envió su primer SUV totalmente eléctrico a las pistas donde los mejores esquiadores luchan por la victoria en la carrera Hahnenkamm. El Audi e-tron especialmente equipado subió "la ratonera" en el legendario "Streif". Con una pendiente del 85 por ciento, es la sección más empinada del espectacular descenso.

“El año pasado demostramos la capacidad del SUV eléctrico en varios eventos Audi e-tron extreme. Desde Pikes Peak hasta las llanuras salinas de Namibia y la prueba de alto voltaje en Berlín, el Audi e-tron prototype superó los mayores desafíos”, dice Peter Oberndorfer, Jefe de Comunicaciones de Productos y Tecnología. "Con la sensacional subida por 'la ratonera', hemos superado aún más los límites y hemos demostrado todas las posibilidades técnicas de la tecnología quattro en un automóvil eléctrico".


Con una pendiente del 85 por ciento, "la ratonera" es la sección más empinada de la famosa prueba de descenso "Streif" en Kitzbühel. Para escalar este pasaje, el Audi e-tron estaba equipado con un tren motriz quattro especial con dos motores eléctricos en el eje trasero y un motor eléctrico en el eje delantero, con una potencia total de hasta 503 CV (370 kW) y un par máximo de 8,920 Nm (6,579.1 lb-ft). Esto aseguró el rendimiento necesario para la empinada pendiente. Audi también modificó el software con respecto al par motor y a su distribución a las ruedas para adaptarse a las condiciones especiales en el "Streif". Las llantas de 19 pulgadas con neumáticos con clavos desarrolladas específicamente para este evento proporcionaron el agarre necesario sobre la nieve y el hielo.


"Conquista de una pendiente del 85 por ciento parece imposible al principio", dice Mattias Ekström, quien estaba detrás del volante del Audi e-tron. "Incluso me impresionó la forma en que este auto se desenvuelve un terreno tan difícil", agrega el campeón del Mundo de Rallycross y dos veces campeón del DTM, quien considera este evento como una de sus experiencias más extraordinarias.


Para la mayor seguridad posible, el Audi e-tron estaba equipado con una jaula antivuelco y un asiento de carreras con un arnés de seis puntos. El propio vehículo estaba equipado con un sistema de aseguramiento, a través del cual se pasaba un cable de seguridad sin ningún dispositivo de tracción.


Audi tenía un socio fuerte a su lado para este proyecto: el productor de bebidas austriaco Red Bull. Las dos compañías vienen colaborando desde hace mucho tiempo en la carrera Hahnenkamm y realizaron este evento juntos. El Audi e-tron también ilustró esta colaboración con una decoración especial.