Nuevo Audi S8. Potencia y deportividad sin concesiones